HISTORIA DE ETIOPÍA

Etiopía constituye uno de los Estados más antiguos de Africa y del mundo, y salvo un periodo de cinco años de ocupación italiana, es el único país africano que nunca fue colonizado por los europeos.

Con el nombre de Etiopía, los griegos designaban las tierras habitadas por personas de raza negra. En cambio, Abisinia, el otro nombre con el que se ha denominado el país, proviene de las gentes de origen árabe, que hace 4.000 años se asentaron en zonas de la actual Etiopía. Desde entonces son innumerables los momentos de la historia en que Etiopía aparece como uno de los Estados más influyentes de la región. Desde los escritos bíblicos mencionando a la reina de Saba en el siglo X antes de Cristo, pasando por el reino de Meroe, una de cuyas reinas detendría a Alejandro Magno en su avance por Africa

.

Con la expansión de los árabes, esta hegemonía comenzaría a decaer y Etiopía, un reino cristiano, quedaría cercado por paises de cultura musulmana. Cuando en el siglo XVI, los portugueses entran en relación con el mítico rey Preste Juan, se encuentran con un país políticamente similar a los estados feudales europeos, con tres clases sociales muy definidas: la nobleza, la iglesia y el pueblo llano.

A finales del s.XIX, tras un periodo de buenas relaciones del rey Menelik II con las potencias europes, Italia intenta ocuparla encontrándose con la resistencia de un bien organizado ejército etíope que infligió a los italianos las principales derrotas que jamás había sufrido un ejército colonial europeo, siendo especialmente destacable la batalla de Dogal, donde los europeos perdieron a 4.000 hombres de la tropa de 10.000 que llevaban.

Emperador SelassieGran parte del s. XX estuvo marcada por la figura de Emperador Haile Selassie. Durante su mandato (1930-1974), Etiopía sucumbió a la ocupación italiana (1936-1941) del gobierno de Mussolini. En 1962, Etiopía se anexionó la antigua Abisinia italiana, Eritrea, consiguiendo de esta manera tener acceso al mar. Sin embargo, no logró mantener durante mucho tiempo la utilización de los puertos eritreos, ya que desde el principio los movimientos eritreos de resistencia a tal ocupación impidieron mantener el control efectivo sobre los mismos.

En 1974 un golpe militar acabó con la monarquía de Haile Selassie instaurándose en 1977 una República Popular presidida por Mengistu Haile Mariam. Su Gobierno, apoyado por la Unión Soviética se enfrentó con los movimientos armados secesionistas en las provincias Tigre y Eritrea, y con choques fronterizos ocasionales con Somalia. Tres de años de gran sequía, mala administración económica y la desconfianza entre el Gobierno y las agencias Occidentales de asistencia, ocasionaron la más famosa de las hambrunas sufridas por Etiopía, en 1983. En mayo de 1991 fue forzado a dimitir, refugiándose en Zimbabwe.

Las tropas del Frente Democrático Revolucionario de Etiopía (EPRDF) tomaron el gobierno de la capital y su líder, Meles Zenawi, asumió la presidencia del gobierno provisional, comprometiéndose a la celebración de elecciones. El EPRDF, que había recibido ayuda de los rebeldes etíopes, apoya la celebración de un referendun supervisado por la ONU, en la provincia de Eritrea, referendun que con más del 99 % de los votos llevara a Eritrea a recobrar su independencia en mayo de 1993.

Ese mismo año, se celebraron las primeras elecciones multipartidistas que fueron boicoteadas por el Frente de Liberación Oromo (OLF) que venía luchando por la independencia de la región Oromo, en el oeste del país. El gobierno de transición pactó con el FMI una serie de reformas que le permitieron acceder a préstamos del Banco Mundial. Sin embargo, estos préstamos no llegaron en los plazos acordados, lo que ayudó a que otra hambruna, en 1994, ocasionara millares de muertos en el distrito de Wolayata, en el sur del país.

Bandera de Etiopia desde Febrero de 1996

En 1995 se realizaron nuevas elecciones que de nuevo fueron boicoteadas, pero esta vez por la práctica totalidad de la oposición. El gobierno saliente de estas elecciones, presidido por Negasso Gidada, promulgó una nueva constitución en 1992. Etiopía se dotaba de una estructura federal y formó un gobierno dirigido por el presidente anterior, Meles Zenawi y compuesto por ministros provenientes de los principales grupos étnicos.

Inicio

Colabora

Historia

Actualidad

Enlaces